Cómo superarlo cuando te dejan?

Publicada en Publicada en Proyectos psicológicos

Todos deseamos ser felices y pensamos que tener una pareja nos va a dar esa dicha que tanto procuramos. Todo va bien mientras que la tenemos, mas ¿qué ocurre cuando esta relación se termina?, ¿En qué momento la persona en la que hemos puesto tantas esperanzas y sueños se marcha de nuestro lado y nos deja?, ¿de qué manera nos encaramos a situaciones como estas?, ¿de qué forma vivimos la vida desde ese instante? Para la enorme mayoría, esta es una situación realmente difícil y dolorosa, aparecen muchos temores, inseguridades, defraudes, resquemores y el dolor puede ser realmente profundo…

¿Y por qué razón es esto?, ¿por qué razón sentimos tanto dolor? La enorme mayoría piensa que pues hemos perdido a quien “nos hace felices” o bien que nos da seguridad, amor o bien compañía. Mas, ¿y si esta no es la causa real de nuestro dolor? ¿Y si está en nuestras manos el sentirnos bien con independencia de que esa persona esté o bien no junto a nosotros?.

Los que se debe hacer para conseguir superarlo

Como superarlo cuando te dejan

Nota cuáles son los pensamientos que aparecen en tu psique en el momento en que te sientes mal.¿Por qué no puedo volver con mi ex lo antes posible? ¿Qué te afirma tu psique? Posiblemente te afirme cosas como: sin él o bien  no voy a poder ser feliz, no soy suficientemente bueno/a, es realmente difícil y triste estar solo/a, necesito a alguien junto a mí para ser feliz, se ha ido con alguien mejor que , que van a pensar el resto de mí,  no voy a poder localizar a otra persona, hay algo malo conmigo de ahí que se ha ido…

Nota los pensamientos dolorosos y agobiantes que aparecen, pensamientos de los cuáles no somos en muchas ocasiones siquiera conscientes. Cuando creemos pensamientos como estos, no es de asombrar que nos sintamos como lo hacemos

Debes cuestionar estos pensamientos dolorosos y verifica si son “verdaderos”. Si te dejas cuestionar la veracidad de lo que tu psique te afirma, te vas a dar cuenta que realmente, lo que te hace padecer no es que la persona se haya ido si no lo que  piensas que eso significa, la historia que te cuentas…

Pregúntate si es cierto, si puedes saber que es cierto con “absoluta certeza” (y por favor responde con un simple sí o bien no…) que sin él o bien  no vas a poder ser feliz, que no eres suficientemente bueno/a por el hecho de que tu pareja se ha ido, que es realmente difícil y triste estar solo, que “necesitas” a alguien junto a ti para ser feliz,  que se ha ido con alguien “mejor” que ,  que el resto van a pensar mal de ti, que  no vas a poder hallar a otra persona, que hay algo malo contigo de ahí que se ha ido…Cuando no cuestionamos estos pensamientos y “creemos” que son verdad padecemos, la pasamos mal, y cuando no nos creemos estos pensamientos o bien no tenemos estos pensamientos en nuestra psique estamos bien…

Haz la prueba, procura ver de qué manera sería tu vida sin esos pensamientos que te agobian… Procura imaginar (si bien al principio pueda serte bastante difícil) de qué forma sería tu vida y tu cada día si no pudieses tener esos pensamientos en tu cabeza, es muy posible, que entonces estés en paz, y viviendo el instante tranquilamente aun disfrutándolo…

Si esto se te hace bastante difícil, nota de qué manera cambia tu estado anímico y te apenas o bien molestas cuando aparece cualquiera de estos pensamientos en tu psique, y nota o bien recuerda de qué manera te sientes en aquellos instantes en los que “te olvidas del tema” y piensas en otras cosas, o bien alguien te llama por teléfono y te distraes, o bien sencillamente por la razón que sea te has olvidado momentáneamente de la ruptura…¿Puedes ver de qué forma cambia tu vida y tu estado anímico? ¿Puedes ver de qué forma tu estado anímico cambia en dependencia de los pensamientos que tengas en tu psique?

Debes buscar las pruebas de de qué manera “lo contrario” de lo que crees y te hace padecer puede ser tan auténtico o bien más… Y esto es clave, por el hecho de que te va a ayudar a confirmar que lo que crees y te hace padecer no es verdadero… Si el pensamiento es que “sin él o bien  no voy a poder ser feliz”, lo opuesto sería “sin él o bien  voy a poder ser feliz” busca pruebas de esto.

Acá ciertos ejemplos 1) no puedes saber el futuro y por tanto no puedes saber de qué forma te vas a sentir más adelante dos) si ya antes de conocer a esa persona no la precisabas para ser feliz o bien estar bien ¿por qué razón no vas a poder serlo ahora? tres) piensa en relaciones precedentes que hayan terminado y de qué manera pudiste ser de nuevo feliz tras eso… o bien casos de personas próximas que hayan vivido experiencias afines y fueron de nuevo felices tras una ruptura…Busca tus pruebas. En el momento en que nos dejamos ver lo que “en realidad” nos afecta y descubrimos que no es la otra persona sino más bien las historias que nos contamos de lo que vivimos, podemos ver que entonces sí podemos hacer algo a este respecto, podemos trabajar y cuestionar esos pensamientos que tanto dolor nos causan…

En vez de meditar una y otra vez en todo lo “negativo” que piensas que quiere decir que esta persona se haya ido, te recomiendo que pienses en todas y cada una de las razones por las que tu vida es aun mejor ahora merced a esta experiencia.

Y si bien pueda parecer bastante difícil siquiera abrirnos a esta posibilidad o bien hacernos esta pregunta, si lo que verdaderamente deseas es estar bien, te invito a  de corazón que reflexiones sobre esto. Nota lo que quizá hasta el momento no has observado, ¿por qué razón, si Dios o bien el cosmos, (como desees llamarlo) es “amable y amoroso”, por qué razón habría escogido esta experiencia para ti?, ¿por qué razón tu vida, la de quienes te rodean y el planeta “es mejor” merced a esta experiencia?.

Haz la lista con calma, con el corazón abierto, por el hecho de que esto puede asistirte mucho a recobrar tu bienestar. Quizá puedas “apreciar” que vas a tener más tiempo para ti, que vas a poder reanudar o bien comenzar a hacer cosas que te agradan y habías dejado de lado, que ya no vas a tener quizá las discusiones que tenías, vas a poder leer los libros que deseabas leer, ver los programas que te agradan, darte el tiempo y la atención que muy probablemente no te dabas, ponerte de nuevo en primer lugar…¿Y de qué forma podría ser mejor la vida de otros merced a esto? Pues tu familia y amigos van a poder gozar más de tu compañía ahora, pues vas a tener más tiempo para los demás…¿Y de qué forma el planeta va a ser mejor merced a esto? Tal vez tengas más tiempo para ser de servicio para otros, o bien puedas dedicar más tiempo para desarrollar tu inventiva y asistir con esto a otros. Estos son solo ciertos ejemplos, busca  las razones que son válidas para ti, por más fáciles que parezcan, date ese regalo.

Por el hecho de que cuando vemos que aquello que semeja tan horrible y negativo, no lo es, entonces podemos recibirlo con aceptación e inclusive con curiosidad y hasta entusiasmo, y podemos ver que nuestra vida continua y que nuestra vida sin pareja puede ser tan buena como nos lo permitamos…

Cada día que te aferres a ese amor, más sufrirás

No podemos supervisar de qué forma actúan otras personas mas sí de qué manera nos sentimos al respecto… Como afirmaba Marco Aurelio, pensador y emperador romano “Si te inquietas por alguna causa externa, no es  lo que te molesta, sino más bien el juicio que  haces de ella. Y borrar este juicio, de ti depende”.

La realidad es que ahora esa persona ya no está junto a ti y puedes vivirlo de 2 maneras: con sufrimiento, dolor y resquemor o bien puedes admitir y “amar” esta nueva etapa de tu vida, sacar lo mejor de ella, gozar de TU compañía y querer los regalos que esta nueva experiencia te trae, ¿qué escoges?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *