Cuáles son las riñas de pareja más comunes?

Publicada en Publicada en Proyectos emocionales

Existen muchísimas maneras en las parejas suelen echarse a perder, la mayoría de ellas están enfocadas a aquellas que no saben cómo manejar las situaciones correctamente. Entonces, qué es lo que deberían hacer para que la relación sea llevadera y sana?. Antes que nada, las parejas deben dominar su inteligencia emocional, si no la relación saldrá gravemente herida.

cuales-son-las-rin%cc%83as-de-pareja-mas-comunes

Cuáles son las riñas más comunes y cómo podemos resolverlas?

Existen cuestiones básicas en toda relación, como el respeto, la condescendencia. Cosas simples, pero muy difícil de controlar. Este tipo de cuestiones hay que trabajarlas desde el principio para mantener una relación estable.

La inteligencia emocional es la que nos aporta todo el conocimiento necesario sobre las emociones. Y nos da las herramientas para poder solucionar cualquier tipo de conflicto. Y has leído bien, cualquier conflicto se puede solucionar gracias a esta grandísima herramienta. En base a mi experiencia, me atrevo a afirmar que el 99% de los conflictos de pareja, se debe al desconocimiento el funcionamiento de las emociones, así como la falta de capacidad para manejar las herramientas sociales necesarias para mantener la armonía.

Los hábitos pequeños del día a día de la pareja suelen ocasionar muchos roces, que a medida que pasa el tiempo, se vuelven cada vez mayores. Lo ideal es saber mantener un equilibrio. El problema es que cuanto mayor sean las diferencias, más lejos estaremos del equilibrio deseado.

Un ejemplo muy común, y me atrevo a decir que ocurre en el 90% de las parejas, es el dinero. Es muy común que uno de los miembros de la relación tienda a querer gastar todo el dinero que ingresa en la casa, por el motivo que sea, ya sea porque le gusta vivir el día a día al máximo, o porque simplemente es una fuente importante de su satisfacción. Mientras que el otro miembro, tiende a ser mucho más conservador, le gusta ahorrar con miras a proyectos en el futuro. Proyectos que se pueden dar, o no. Normalmente uno de ellos suele distanciarse, incluso separarse, y es cuando vienen los típicos arrepentimientos, como la típica frase: echo de menos a mi novio y lo deje yo.

Otro ejemplo muy común se suele dar alrededor de los hijos. Muchas veces es la mujer que siente más necesidad de tener un hijo, es algo natural, totalmente natural, y hasta cierto punto instintivo. Mientras que el hombre por lo general quiere esperar un poco más, ya sea porque tiene planes de pareja, o simplemente porque piensa que traer un hijo a este mundo es una cuestión absurda, que atiende no atiende a una necesidad, si no más bien a un deseo.

Otras cuestiones que ponen a prueba nuestra inteligencia emocional

Una causa muy común del desencuentro en las parejas se debe a las costumbres. Inicialmente suena como un mal menos, porque le solemos restar importancia, pero con el tiempo suelen generar continuos roces. Y el desorden es el que se lleva la bandera de la discordia.

Es hasta cierto punto normal realizar descargas emocionales en contra de estos sucesos, o en contra de la persona como tal. Hay que tener autoconciencia, autocontrol sobre las emociones, siempre pensando lo que no nos gustaría que nos dijeran a nosotros. Es algo tan básico como eso, algo que aprendimos de pequeños, pero que muy pocas veces lo ponemos en práctica.